Primero escucha - luego pertenece

La terapia según Tomatis tiene muchos objetivos:
  • entrena el procesamiento auditivo
  • mejora la capacidad perceptual
  • estimula la función motora
  • aumenta la concentración
  • mejora el habla
  • fortalece la auto-confianza
  • cambia el comportamiento
  • provee energía
  • regula el balance vegetativo
  • ayuda en la rehabilitación
  • optimiza la audición residual
  • facilita el aprendizaje de un idioma extranjero
Para alcanzar estos objetivos se prepara un programa de escucha individualizado, dependiendo de los problemas que presente cada persona en particular. Normalmente se reproducen en la terapia las fases tempranas del desarrollo auditivo, ya que en estas fases se producen la mayor cantidad de trastornos en el procesamiento auditivo. El Brain Activator tiene la tarea importante de procesar la música de Mozart, el canto gregoriano o la voz materna para que estimule el cerebro y tenga un efecto positivo en las redes neuronales. Esto propicia nuevas maneras de escuchar como también nuevos patrones de comunicación y de conducta. Se ha comprobado el valor del programa de escucha Tomatis implementado como una cura en la paz y en la tranquilidad, completamente alejado de la vida diaria. Las fases de escucha intensiva con muchos periodos de recuperación intercalados contribuyen al éxito del tratamiento.